Creative Commons License Este blog está bajo una licencia de Creative Commons.

miércoles, 9 de diciembre de 2009

NAVIDAD EN TIEMPOS DE CRISIS

Se avecina ya otra Navidad. En medio de una de las peores crisis económicas de la historia, y con un futuro quizás muy poco alentador; el tiempo sigue su curso, impávido, como si nada lo molestara en su andar.

Este año tal vez habrá que dejar de lado el consumismo de lo superfluo para dedicarnos mas a celebrar como lo que es: una fiesta familiar, que nos recuerda que los milagros existen, que no estamos solos, que tenemos lo necesario para hacer frente a lo que sea... en resumen: que aún estamos vivos.He escuchado por ahí comentarios; algunos en tono sarcástico, otros como un lamento amargo: "AHORA SÍ... este año tendremos que regalar puro amor..."

Algunos padres de familia resienten ahora el hecho de haber llenado a sus hijos de costosos regalos y juguetes cada navidad; descuidando el sentido emocional y espiritual de las fiestas. Esos mismos padres son los que ahora se comen las uñas pensando qué hacer para complacer a los pequeños burgueses que han venido alimentando, porque el ingreso familiar ya no es el mismo.
Habrá quienes, a costa de sus pudorosas conciencias, se dejen envolver por la seducción de los productos pirata, amenizando sus posadas con discos de dudosa procedencia; los cuales ostentan en sus portadas fotografías de voluptuosas mujeres en bikini, con títulos tan llamativos como "lo más chingón del reggaeton" o algo similar. Quizás hasta encuentren novedosos y vistosos los artículos importados de China, por ejemplo; aunque esto signifique el hecho de disfrutar de sus juguetes o aparatos durante un muy corto tiempo.

Otros, quizás, opten por dejar de ser "Totalmente Palacio" para ser "Totalmente waldo's", y con suerte hasta descubran que la marca Versache no les queda tan bien como la "Mercadito's Fashion".
Sin embargo, y a pesar de todas las limitaciones económicas, sociales y de seguridad que nos ha dejado el 2009, hay una cosa que todos (o al menos gran parte de la población) trataremos de hacer: pasarla bien.
Este año ha sido duro, pero nos deja una importante lección: tal vez es tiempo de cambiar un poco la "tradición" de fin de año. Tal vez es hora de empezar a inculcar a nuestros hijos que la magia que rodea estas fechas no es el juguete vistoso, ni los grandes festines, sino el tener la dicha de poder agradecer en familia que nos tenemos los unos a los otros; después de todo "Si la vida no fuera injusta, no tendríamos tantas cosas que no merecemos".

Y entre tantos sucesos que pasaron este año, Aún me siento con fuerza, ganas y alegría de decir "Doy gracias, por lo bueno, lo malo y lo peor que viví durante el 2009; porque gracias a todas esas experiencias puedo ser una mejor persona; todavía más fuerte para afrontar lo que venga en el 2010".Deseándoles salud, fortaleza y muy buenas dosis de paciencia; una muy Feliz Navidad para todos, un recuerdo y un beso al viento para los que se nos fueron este año, y hacemos votos para que el que viene, sea un año lleno de logros, sueños realizados y metas cumplidas.

FELICIDADES!!

No hay comentarios.: